La volatilidad está asociada a riesgo cuando hablamos de inversiones en los mercados, aunque  a veces podría representar una oportunidad. Particularmente estos días que estamos viviendo, sentimos esta sensación continuamente. Nos estamos acostumbrando a ver un índice subir un 5% o bajar otro tanto. Bienvenida volatilidad. Claramente esta volatilidad no es tanto por la gestión corporativa de las empresas cotizadas, sino un pésimo entorno macroeconómico, por la pandemia circulante.

La volatilidad en los mercados puede generar pánico (recomendamos leer: http://www.accioneshoy.com/el-miedo-y-como-superarlo-en-momentos-criticos/)

Dependiendo de la perspectiva que se adopte, se puede ver riesgo u oportunidad en la volatilidad. La clave está en diseñar un buen plan de inversión, y apegarse a él sin entrar en pánico si los precios caen abruptamente, ni dejarse llevar por la euforia si suben.

¿Qué es volatilidad?

Son las variaciones en los rendimientos de cualquier activo en relación con su promedio en un periodo de tiempo.

Cuando un activo ofrece rendimientos estables, se considera que la volatilidad es baja. Si, al contrario, su precio registra mínimos y máximos muy variables, en lapsos cortos, se le considera altamente volátil. Esta última situación es la que vivimos en los mercados el último tiempo.

¿Riesgo u oportunidad?

Que se le considere riesgo u oportunidad tiene que ver con las decisiones impulsivas al momento de invertir. Si el inversionista es adverso al riesgo vivirá las caídas de precio intensamente y se sentirá tentado a protegerse de pérdidas retirándose del mercado.

Este es un error, pues es una manera de confirmar dichas pérdidas, pues no se da oportunidad a que el activo se recupere. Para inversionistas exitosos como Warren Buffett, la volatilidad es la oportunidad de obtener grandes ganancias. En periodos de alta volatilidad podrían aparecer los mejores precios en las buenas acciones.

Una visión de un inversor fundamentalista (estilo Warren Buffet) considera que los activos más volátiles son los que pueden ofrecer los mayores rendimientos precisamente por los riesgos que implican. Siempre teniendo presente darle el tiempo necesario a la inversión para que recupere pérdidas momentáneas.

Para estos inversionistas, los deslizamientos en el mercado son oportunidades para comprar a precios bajos con la perspectiva de mantener su inversión a largo plazo y beneficiarse no solo de la recuperación sino también del interés compuesto. En muchas conferencias escuchamos a Warren Buffet hablar del interés compuesto como una de las herramientas mágicas de las que dispone el inversor.

De ahí la importancia de invertir a largo plazo y apegarse a los planes de inversión previamente diseñados. Siempre lo más importante será tener un plan de acción definido, si es posible con varias salidas ante posibles escenarios (el peor siempre tiene que estar considerado).

¿Cómo afecta la volatilidad a las empresas?

Por lo general, cuando los mercados son volátiles no es buen momento para que las empresas busquen financiamiento mediante la emisión de acciones, ya que no es una opción rentable.

Si existe gran necesidad de financiamiento, es preferible que se enfoquen en buscar alternativas en instrumentos financieros que puedan resultar menos costosos para ellas y más atractivos para los inversionistas.

La volatilidad de los mercados no siempre es mala. Basta con definir metas claras de inversión y establecer un plan a largo plazo. También hay que ser paciente y no dejarse llevar por el pánico, euforia, o lo que se le pueda ocurrir al mercado en ese periodo de tiempo. Y siempre recordar: “El mercado puede permanecer irracional más tiempo que tu solvente”.

También te recomendamos leer: http://www.accioneshoy.com/paciencia-para-triunfar-y-ganar-siempre/

(créditos imagen: dirigentesdigital.com)

0 Comentarios

Contesta

2020 Acciones Hoy - Diseño Sektor17

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account