Cuando hablamos de deuda de una compañía, tradicionalmente suena a algo “malo”. La deuda es lo que permite apalancar una empresa y hacerla crecer en el tiempo. Todo tiene un límite, por lo cual es sumamente importante analizar el nivel de deuda en una cotizante en la que queremos invertir. En los siguientes pasos detallaremos los puntos más importantes de la deuda de Pampa Energíaa nuestro criterio, y una conclusión sobre la misma:

  1. Monto: la deuda bruta consolidada (total de todas las empresas que controla el grupo) es de 2.280 millones de dólares. A este monto debemos descontar las cancelaciones de deuda que se realizaron posterior al cierre de balance y el efectivo con el que cuenta en caja. Luego de hacer estos ajustes la deuda neta es de: 1.565 millones de dólares.
  2. Tasa de interés: otro factor sumamente importante, es el interés que debemos pagar por esa deuda. Al cierre del balance el 99% era en dólares, con una tasa de interés promedio del 7%. Un punto que vemos como favorable, es que la deuda con tasas más altas son las más próximas a renovar (años 2021 y 2022), con un nivel de intereses del 9,75%. Obviamente positivo si se logra refinanciar con tasas más bajas, para lo cual debe mejorar la situación macro en la que nos encontramos.
  3. Plazo: el plazo promedio de la deuda es de 5 años. En la imagen se muestra el perfil de la deuda y los montos que vencen en cada año.

Punto sumamente importante a destacar, es que con el efectivo que cuenta en caja puede cancelar los vencimientos de deuda hasta el 2022 inclusive (teniendo tasas de interés más bajas a más largo plazo).

4. Tamaño relativo de la deuda: la deuda en sí misma, no es grande ni chica. Siempre hay que dimensionarla con respecto a la compañía que estamos analizando. Un indicador que podríamos utilizar es monto neto de la deuda con respecto a la facturación anual. Pampa factura anualmente 3.697 millones de dólares, por lo que la deuda neta representa un 42% de la misma.

Otra manera de analizarla es compararla con respecto a lo que gana operativamente la empresa antes de depreciaciones y amortizaciones, utilizando más precisamente el EBITDA. Hoy ese indicador nos dice que la deuda neta representa 1,4 veces el EBITDA (que fue en 2018 de 1.101 millones de dólares).

Conclusión: creemos que fuimos lo suficientemente claros para que ya deduzcan la conclusión de antemano. Nos parece que la deuda de Pampa, tanto en monto con respecto a ganancias operativas, facturación, tamaño de activos, etc, no es tan elevada para complicar el funcionamiento de la empresa y castigar los resultados.

Creemos además que tiene mucho margen a crecer en los próximos años, ya que tiene un perfil de deuda no tan demandante, lo que le permitirá realizar inversiones a buen ritmo, y así aumentar ganancias.

Claramente todo estará sujeto a la evolución de la macro argentina en el corto plazo.

*Esta publicación no es recomendación de compra.

0 Comentarios

Contesta

2019 Acciones Hoy - Diseño Sektor17

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account