El miedo es un mecanismo de defensa que se activa ante la percepción de un peligro, que puede ser real o no, pero que provoca sensaciones muy intensas y desagradables. Ese miedo se puede trasladar a cualquier ámbito de la vida, ya sea social, en las inversiones, o en el trabajo mismo.

El miedo es una emoción que nos alerta de una posible amenaza y nos indica que debemos tomar medidas para estar a salvo. Su objetivo es mantenernos a salvo, el problema viene cuando es el propio miedo el que no nos deja actuar (por ejemplo, no realizaríamos determinada inversión que vemos rentable, o cancelaríamos otra con buenas perspectivas ciertas). El miedo nos permite ser conscientes de que existe un riesgo.

Como superar el miedo e invertir mejor

  1. Cuando se trata de un temor no racional, el primer paso consiste en comprender que tu reacción es desproporcionada y que no existe una base lógica para ese miedo. Esto significa analizar cuál es el riesgo real de que los miedos se hagan realidad. Solemos ser extremistas en los pensamientos. Luego podemos tomar las medidas de acuerdo al riesgo real. Podemos valorizar la pérdida potencial en caso de que el miedo se haga real, y ver si es tan grave como suponíamos.
  2. También es importante que, en vez de luchar contra el miedo, aprendas a aceptarlo. Tus temores son una reacción ante algo que crees amenazante y es normal que te sientas asustado, mientras más intentes combatir este sentimiento, más fuerte será. Superar el miedo implica conocer exactamente qué te causa temor y ser consciente de tus reacciones emocionales.
  3. El siguiente paso consiste en no dejar que el miedo te paralice, enfrentarte a él. Hay un antiguo proverbio que dice ” El miedo llamó a mi puerta y cuando abrí ya no había nadie. Sigue adelante a pesar del miedo, mira al futuro y busca nuevas estrategias o alternativas diferentes que te permitan alcanzar el objetivo que te has propuesto. Desarrolla la confianza en tus capacidades y date cuenta de que el peor escenario posible, a menudo no es tan espantoso como lo imaginas. Recordar que las mejores inversiones se realizan cuando el miedo camina por las calles.
  4. En determinados extremos puedes practicar hipnosis. Cuando el miedo tiene su origen en el inconsciente, la hipnosis es una herramienta de elección, ya que nos permite descubrir la causa del miedo y resolverla.
  5. Por supuesto, cuando el miedo es demasiado grande o se convierte en una fobia, es necesario pedir ayuda psicológica especializada.

El objetivo de este post es que focalicemos en la prevención, en el análisis, estudio, etc., para combatir los miedos. Siempre hay que actuar con responsabilidad, y de acuerdo a las normas, pero evitando caer en el miedo.

En las inversiones en particular, el miedo se presenta en su máximo esplendor. Es racional dicho miedo? Posiblemente sí, pero no en su totalidad. Esto implica que se puede generar una diferencia en los precios de los diferentes instrumentos entre el descuento por miedo con bases sólidas (caída del producto de las potencias mundiales, depreciaciones de monedas, riesgo sanitarios, etc.) y el miedo irracional. El mercado a veces no es eficiente y ahí es donde aparecen oportunidades de inversión. Nuestra mentalidad debe estar libre de miedos para poder capturar estas ganancias.

(créditos imagen: medium.com)

0 Comentarios

Contesta

2020 Acciones Hoy - Diseño Sektor17

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account